A Punto para el día del libro

Mañana es el Día del Libro, y parece de rigor que los foodies recomendemos o hagamos una lista de libros de cocina. Los cinco mejores libros editados este año, los libros de los 15 mejores cocineros, los que más me han inspirado…

Esta vez en lugar de recomendaros un libro (que ya hay muchas listas por ahí), os hablaré de una librería.

Escojo este lugar porque es un lugar especial, al que tengo mucho cariño. Aquí he pasado muchas horas los dos últimos años y he conocido a personas maravillosas.

libreria general_a punto

Más que una librería, A Punto es un Centro Cultural del Gusto. Se autodefinen así porque son un centro de difusión de la cultura gastronómica y vinícola. Sus actividades principales son la librería y la escuela de cocina, situadas en el mismo local de la calle Hortaleza de Madrid.

A Punto debe ser la única librería en la que puedes entrar hasta la cocina.

Unir una librería con una escuela de cocina me parece lo más inteligente que se puede hacer en este mundo (en este mundo gastronómico, me refiero), ya que en un solo lugar aúnan la cultura gastronómica en todas sus vertientes. En la librería puedes encontrar desde manuales de cocina para novatos a novela gastronómica pasando por ediciones de libros clásicos, recetarios, las últimas novedades en revistas o piezas maravillosas de los chefs más reconocidos. Además, si te pierdes entre las páginas o no sabes muy bien qué buscar, pregúntale a Borja, el Librero, que estará encantado de recomendarte el libro más adecuado para tí dependiendo de cuáles sean tus gustos, lo que sepas de cocina, tu plato favorito… ¡Se los sabe todos!.

Si consigues pasar la barrera de las estanterías (a mí a veces me resulta difícil) y llegas a la cocina, ecuentras un espacio impresionante, acogedor y con muchísima personalidad donde aprender de la mano de los mejores chefs. En sus filas se encuentran prestigiosos profesionales como José Luque, Jesús Almagro, Iñaki Camba o José Calleja entre otros, y por sus fogones han pasado incluso Estrellas y campeones como Quique Dacosta o Josep María Rodríguez. Pero no es la típica escuela donde te sientas a ver un showcooking para que los cocineros presuman de técnica. En A Punto te calzas el delantal, te remangas y te manchas de harina hasta las cejas si hace falta, porque la mejor forma de aprender a cocinar es cocinando.

Collage A Punto Cocinas

Su intención es que en un futuro todos los cursos de cocina regional e internacional estén impartidos por chefs nativos que puedan transmitir no sólo el recetario, sino cómo se vive la cocina en cada lugar y cuál es la experiencia alrededor de la comida y de la mesa. Todo con el objetivo de que los alumnos, además de aprender a cocinar, sepan de dónde vienen las recetas, por qué se hacen como se hacen, cuál es la historia, la teoría científica y en definitiva el universo que envuelve a cada receta que cocinen. Al final de cada curso, además, Ana Lorente, la Directora de Actividades, pionera en el periodismo gastronómico y experta en vinos, transmitirá un poquito de su sabiduría armonizando la comida con un vino especialmente elegido y enseñará las bases de la cata.

¿Y qué más te puedo contar? Pues que no hace falta que seas un cocinillas para formarte en A Punto, ya que tienen cursos de todos los niveles y para todas las edades. Los niños aprenden a comer, a conocer y apreciar los alimentos, el trabajo y el placer de cocinar y en definitiva a vivir una experiencia alrededor de la cocina. Los novatos descubren las bases de la cocina desde preparar un fondo o cascar un huevo. Los cocinillas se divierten conociendo nuevas técnicas y recetas originales. Incluso los ya profesionales tienen su lugar.

Collage A Punto clases

Además de todo esto, este Centro Cultural del Gusto lo completan otros tres proyectazos:  Archigula, un evento anual que ha comenzado este año y que trata de reunir gastronomía y literatura, invitar a ilustres escritores para que nos cuenten cuál es la relación de sus obras con la gastronomía y las Archigulitas, pequeñas sesiones (como la que os conté en la entrada anterior) en las que chefs reconocidos nos hablen de sus obras y de qué hay detrás de su cocina.

Penka producciones es una productora transmedia de gastronomía y vino y tienen en proyecto abrir una editorial para recuperar ediciones perdidas y ayudar a nuevos autores.

Y por último, Demos la vuelta al Día, un gran proyecto conjunto con la marca Día a través del cual se realizan cursos y catas para cocinillas y, como colofón, el Campeonato anual con los mejores chefs de este país y 12 concursantes seleccionados de entre cientos que reciben clases de los mejores chefs. No sólo aprenden cocina sino también periodismo gastronómico, inglés gastronómico, fotografía e incluso servicio (de vinos, de mesa…) Con el fin de enseñarles  lo importante: la técnica, una manera de mirar los alimentos, de analizarlos, de diseccionarlos y poder darles todas las vueltas con el paladar y con la cabeza.

Para finalizar, os diré que en A Punto he pasado momentos importantes a nivel personal y profesional, pero sobre todo me han hecho sentir como en casa, cocinando entre amigos, gracias al gran equipo de personas que se esfuerzan día a día disfrutando y difundiendo la cultura gastronómica por los cuatro costados y de todas las formas posibles. Para mí, no hay mejor lugar en el que pasar el día del libro.

 

 

 

0 comments on “A Punto para el día del libroComenta →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *