El café de los viernes

Llevo ya unos cuantos posts y aún no he hecho inauguración oficial ni me he presentado. Lo de la inauguración lo dejo para cuando estrene mi nueva marca. Por el momento, aunque a veces no lo parezca, la página está work in progress. La marca la hice sobre la marcha para empezar a publicar, los colores no son los que seguramente serán y las fotos “fijas” no son mías (bueno, la de Conoce a F&Ch sí lo es 😛

Sin embargo, me apetece contaros un poco más de mí  y que me conozcáis un poco mejor. Por eso me sumo a la tradición de El Café de los Viernes, una iniciativa que nació en Sonambulistas donde Mar y María dan rienda suelta a la “sin hueso” y nos cuentan sus cositas más allá del blog. Desde entonces muchas blogueras se han unido a ellas y nos invitan a un café de vez en cuando. Blogueras que sigo y admiro y cuyos blogs me enganchan, como Belén de Oh my mum!, Ana de Once a Day, Quintano de Bizcocho de Chocolate o  Ana de Confeti en los Bolsillos.

Me parece una idea genial y muy oportuna para F&Ch porque este blog tiene una temática muy definida y al final puede resultar un poco frío, por lo que ¿qué mejor forma de darle calor que con un café calentito? Así de paso me conocéis un poquito mejor 🙂

¿Quieres un café? Yo me voy a tomar uno con leche con mucha espuma mientras le doy duro al viernes para disfrutar de la libertad del fin de semana.

Y mientras tanto os contaré que este año ha empezado diferente a cualquier otro en mi vida. Sí, es verdad que cada año es diferente, pero es que yo ya llevaba unos cuantos años muy repetitivos y este ha dado el campanazo: somos uno más en casa desde que adoptamos a Tonka, una perrita de aguas que me trae loca. Mi vida como ejecutiva de cuentas en una agencia de branding ha pasado a la historia. Estoy haciendo deporte más o menos en serio por primera vez en mi vida, me he convertido en bloguera y tengo un montón de ideas y proyectos en la cabeza que luchan por salir uno antes que el otro… ¡esto es un no parar!

Os contaré también que la vida del bloguero es más dura de lo que yo pensaba. Sí, es cierto que había oído y leído mucho sobre el tema antes de lanzarme al ciberespacio, que había sopesado los pros y los contras, que tengo cierta facilidad para escribir y muchas ideas en la mente, pero al final te come muchísimo tiempo, sobre todo al principio hasta que tienes las cosas más o menos atadas. Eso sí, estoy en cantada. Leer, investigar, probar, pensar, cocinar, relacionarme, conocer nuevos sitios, comer… ¡estoy en mi salsa!

No me queda mucho café, pero aún me da tiempo a contaros que estoy intentando mejorar mis fotos. De momento las hago con una cámara compacta que, ciertamente hace unas fotos estupendas (empecé con el móvil, no vamos mal), pero tengo a mi alcance una Nikon D90 que intento descifrar y que tengo que aprender a manejar ya de ya, así que espero que vayais viendo la evolución 😛

Y por hoy vamos a cabando que tengo un montón de cosas que hacer todavía.

No sé si podré quedar todos los viernes a desayunar, pero intentaré invitaros de vez en cuando para conoceros un poco mejor.

¡Gracias por “escucharme” este ratito!

¡Feliz finde!

 

10 comments on “El café de los viernesComenta →

  1. Gracias por el café y bienvenida a los cafés, al blogueo y al mundo 2.0!!!
    Pues si, escribir un blog es más difícil de lo que pensamos, a mí me pasó igual, pensaba que con media hora al día iba lista…ja, ja, JAJA! así que paciencia y constancia, muchos besos!!!

  2. Si estuviéramos tomando un café, te diría que este primer cafetito tuyo me ha sabido muy rico y que me ha encantado conocerte un poco más, porque en Sinergies no pudimos hablar mucho. Un besazo enorme!!

    1. Gracias Estela, me alegro que te haya gustado, el café siempre sienta bien. A ver si a partir de ahora nos vamos viebdo más! Creo que ya se está gestando el siguiente Synergies!! 😀

  3. Me ha encantado el post, Bea! Otra expublicitaria! Un placer conocerte un poquito más 🙂

    Bienvenida al club del café de los viernes, que tiene mucho jugo, jajaja. Yo justo hoy me lo he saltado… pero bueno, espero que me lo perdonéis.

    Un besote y a seguir escribiendo!

    PS: Me ha hecho muchísima gracia que le hayas puesto Tonka a tu perrita. Muy propio de una súper chef 😉

    1. Gracias Mary!! Es que es difícil resistirse al café, sobre todo cuando el tema de tu blog es tan cerrado.

      Me alegra que te guste el nombre de Tonka, un día te la presento 😀

      Besicos!

  4. Oye pues el café buenísimo y las palabras bonitas. felicidades por tus avances en el blog. Yo de momento conyinuo con la media hora… Voy a tener que aplicarme más!!
    Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *