Reto MCAMH – Almejas en Salsa

Cómo se nota que volvemos de vacaciones. Este mes el reto viene tranquilito. No me he vuelto loca y he hecho una receta que implica… una sola receta!

Ni encurtidos, ni salsas, ni ajíes, ni cosas raras. De hecho, es tan “normalita” (si se puede llamar así) que como “material especial” ¡sólo he utilizado la olla exprés!

La olla me la regaló mi abuela materna cuando salí fuera de casa a estudiar, antes de cursos ni de moderneces ni de que mi “pasión” por la cocina floreciera. Y eso también se nota.

No me había dado cuenta hasta este reto, que me está exigiendo medir y pesar mucho de que mi olla exprés pierde líquido. Supongo que suelta demasiado vapor, y yo pensaba que era normal, pero va a ser que no… ¿Alguna sugerencia? ¿le cambio la goma? ¿bajo aún más el fuego? ¿me compro otra?… ainsss…

Bueno, pues a lo que iba. Para la receta de esta quincena el “dedo inocente” escogió una rica receta de almejas en salsa.

Almejas en Salsa modernista - by BeaChan
Almejas en Salsa modernista – by BeaChan

Aquí estamos acostumbrados a la salsa marinera, al ajo y perejil, al limón, una vinagreta si tal… no enmascarar mucho el sabor del marisco. Pero los americanos tienen su riquísima y tradicional clam chowder, una sopa espesa de almejas que a menudo incorpora algún tipo de carne, especialmente cerdo. Vamos, un mar y montaña de toda la vida, no nos vamos a escandalizar ahora… Pues bien, estas almejas en salsa son una variante de la clam chowder americana.

Entre los ingredientes (que no son muchos) cuenta con bacon, apio y nata. El resultado es una salsa abundante y espesa de sabor parecido a la carbonara (no la auténtica, sino a la que hacemos aquí con nata, bacon y champiñon, ya sabéis a qué me refiero) que bien se podría comer como una sopa. De hecho nosotros mojamos pan. Mucho.

También incluye aislado de proteína de suero, para espumar un poco el caldo, pero la única proteína aislada que encontré estaba en forma de suplemento alimenticio para muscular y no me apetecía comprar 2kg para usar 6gr, así que obvié esta parte.

Como en la foto del libro aparece una almeja muy grande y muy bonita en su concha con su salsita blanca, yo intenté emplatar de la misma forma, para comer las almejas como las comemos aquí, utilizando la concha como cuchara. Pero desde ya os digo que la próxima vez que haga esta receta, una de dos, o me deshago de las conchas y lo tomo tipo sopa, o paso directamente de separar las almejas de la concha. ¡Menudo trabajo! Y menos mal que las almejas eran grandes, porque si no me hubiese tirado toda la mañana solo con eso.

Aquí la foto, para que veáis lo chungas que me quedaron comparadas con las del libro - by BeaChan
Aquí la foto, para que veáis lo chungas que me quedaron comparadas con las del libro – by BeaChan

La primera parte de la receta consiste en relajar los aductores de los bibalbos para que sean más fáciles de abrir. Esto lo hacemos introduciendo las almejas en una bolsa con autocierre junto con cebolla y vino blanco (para que vayan cogiendo saborcillo) y las cocemos al vapor a penas 2 minutos, tras lo cual cortamos la cocción en un recipiente con agua y hielo. Las almejas, sorprendentemente, siguen vivas después de este proceso pero un poco atontadas, por lo que es más fácil abrirlas y separarlas de la concha. Explicado así me está dando un poco de penilla, pero qué le vamos a hacer…

Recoger todo el caldo que suelten es fundamental, así que cuidado con lo que gotea.

Tras abrir las almejas y limpiarlas bien de toda la tierra que puedan tener, preparamos una salsa con cebolla, apio, bacon y el jugo que hayamos recogido de abrir las almejas (incluyendo el vinito con cebolla). En este paso es donde yo encontré la dificultad. La verdura y el bacon se sofríen y después se cuecen a presión con el caldo. Cuando abrí mi olla (mi bonita olla) el fondo estaba más seco que la mojama. No quedaba líquido ni en el interior de las verduras. Menos mal que me había sobrado más caldo y que no se pegó.

Añadimos nata, sazonamos con sal, pimienta y salsa Worcestershire e incorporamos las almejas para darles un calentón.

Listo.

Almejas en salsa en su cazuelita – by BeaChan

Ya véis que la receta en sí no es complicada, pero la parte de abrir las almejas es tremendamente laboriosa y lenta (al menos en mi caso).

No sé si lo he comentado antes (creo que sí), pero por ahora las técnicas del Modernist Cuisine at Home, más que complicadas, me parece que tienen mucho curro.

Y hasta aquí el reto de hoy!

Ah! Por cierto! Algunas personas me han comentado por qué algunas veces doy recetas y otras no. El tema es que no me gusta publicar en internet las recetas que otros publican en los libros. Por el tema de la propiedad intelectual y esas cosas. Además, el Modernist Cuisine esl EL LIBRO, y por respeto a éste no voy a publicar sus recetas, ¡pero las mías o las que ya están publicadas no tengo ningún problema en reproducirlas por aquí! ¡Espero que lo entendáis!

 

 

 

 

0 comments on “Reto MCAMH – Almejas en SalsaComenta →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *