Un café, un martes y un roscón. Y Gracias!

Skip to recipe

Mientras lees este post yo estaré de camino a Estambul. Es lo que tiene poder programar los posts, que no tienes que renunciar a nada!

Me voy de vacaciones a disfrutar el cambio de año de una forma diferente. Ya te contaré qué tal me va, pero no quería irme sin antes despedirme de este 2015 que tantas cosas me ha traído. Así que te invito a un café virtual, un martes, para charlar un ratito de nuestras cosas de dentro y coger fuerzas para los próximos días de cierre del año. Un café especiado o un chocolate caliente con una puntita de sal y pimienta y con un buen trozo de roscón casero (mi primer roscón) para brindar por el 2015 como se merece.

Porque hace algo más de un año dejé de trabajar en una agencia en la que me estaba volviendo un poco loca. Ya te lo conté en septiembre, así que tampoco me voy a poner nostálgica de nuevo, pero sí que quiero recalcar, quizás un poco para mí misma, que todos los cambios que ha habido y que está habiendo en mi vida son para bien, y que realmente tengo mucho que agradecer.

Agradezco a mi primer roscón los desayunos que me ha dado estos días. Quieres un trocico? - by BeaChan
Agradezco a mi primer roscón los desayunos que me ha dado estos días. ¿Quieres un trocico? – by BeaChan

Es verdad que he tenido altos y bajos, momentos mejores y menos buenos (como todo el mundo, supongo), ideas y proyectos que empiezan y otros que no terminan de cuajar, pero lo cierto es que en esta época de reflexión echo la vista atrás y agradezco haber conocido tantos lugares nuevos, manos de cocineros increíbles, autónomos luchadores que con muchísimo esfuerzo consiguen hacer de su pasión una realidad, sabores, productos, técnicas de cocina y de la vida misma… Y sobre todo agradezco la gente que me rodea.

Doy las gracias, las más grandes, a mi pareja, que es mi apoyo y mi sostén y que me mantiene en la tierra o flotando por el aire, según lo voy necesitando. A amigos y amigas virtuales a los que pones cara y sin los que mi vida ahora mismo no sería igual. A mis compis de Good Mood a las que adoro y a las que, aunque parezca a veces que no les hago mucho caso, las tengo día a día llenando mis huecos y arrancándome sonrisas. A Esther de Pequemundo que me descubrió antes que nadie y que me anima a no caer. A mi Gran Familia, que tantos disgustos y tantas alegrías me da y que le pone la sal a la vida. A todas las personas, establecimientos y marcas que me han ayudado y me ayudan a llenar páginas y páginas de este pequeño mundo que es Foodie&Chef. Y como no, gracias a ti, que me lees de vez en cuando, o siempre, y que me impulsas desde el otro lado de la pantalla con tus comentarios y tus likes a seguir investigando y aprendiendo y creando y escribiendo semana a semana.

Gracias

Y ahora me seco la lagrimilla que está ahí que no sabe si caer o no (qué ñoñerío, por favor), y te invito a hacer conmigo este mi primer roscón de reyes, que siendo mi dulce favorito no sé cómo no me he atrevido a hacerlo antes!! Bueno, sí sé por qué, ha sido porque hay mucha leyenda por ahí de que hacer un roscón es lo más difícil del mundo y me daba pereza. Ahora sí, creo que lo voy a hacer hasta en agosto, porque aunque la receta a simple vista parece complicada, cuando te pones a ello realmente no es para tanto!!

Bake the World ha sido la excusa perfecta para meter las manos en la masa (literalmente), encender el horno y ponerme el delantal. Al principio pensé en buscarme las mañas para hacer un roscón tan bonitísimo como los de Sandra o tan original como los de Ainara, pero como era mi primer roscón, decidí no complicarme más y hacer uno clasicorro, y cuando aprenda a hacerlos y sepa cómo funciona esta masa ya innovaré.

Mi primer roscón no ha salido tan mal - by BeaChan
Mi primer roscón no ha salido tan mal – by BeaChan

Después de mucho investigar por ahí, he utilizado la receta de Ibán Yarza, que nos enseñó en el programa de Robin Food y publicó en su libro Pan Casero. Es una receta relativamente fácil si no tienes mucha maña con las masas (como me pasa a mí), sobre todo porque Ibán lo explica todo de una forma muy didáctica.

Yo he decorado el roscón de forma sencilla, con naranja, almendra y azúcar, pero tú puedes decorarlo como más os guste en casa y, al final, rellenarlo con nata, trufa o lo que os apetezca.

Te dejo la receta y te animo a probarla, que de aquí a reyes aún tienes tiempo de experimentar!!

3 comments on “Un café, un martes y un roscón. Y Gracias!Comenta →

  1. Qué pinta tiene ese roscón, a ver si me animo a hacerlo. Espero que 2016 sea apra ti un gran año lleno de proyectos. Yo estoy feliz con haberte conocido, aunque sea virtualmente. Un abrazo y feliz 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *